Conoce las 7 montañas más altas del Perú

Ausangate

El día de ayer se celebró el Día Internacional de las Montañas, fecha institucionalizada por las Naciones Unidas hace 15 años con el fin de promover en la comunidad internacional a que organice actos a todos los niveles para resaltar la importancia del desarrollo sostenible de las montañas.

 

El Perú no es ajeno a esta importante fecha, nuestro país posee espectaculares montañas ubicadas a lo largo de la Cordillera de los Andes, que recorre gran parte del continente americano.

 

 

En el marco de esta celebración, te invitamos a conocer las siete montañas más altas del país, que se ubican en Áncash, Arequipa y Cusco:

 

1. Huascarán

huscaran

Es la más alta del Perú. Se ubica en la Cordillera Blanca, en las provincias de Yungay y Carhuaz, en la región Áncash. El nevado tiene 3 picos, el más alto es de 6,768 metros. El Huascarán es la quinta montaña más alta del hemisferio Occidental después de los picos Aconcagua, Ojos del Salado, monte Pissis y el cerro Mercedario.

 

El macizo ocupa la parte norte-central de la Cordillera Blanca y está separado del resto de la cadena por dos profundos valles: la quebrada de Llanganuco al norte y la quebrada de Ulta al sur. El primero es el lugar más turístico conocido en todo El Parque Nacional Huascarán por albergar a las lagunas de Llanganuco: Chinancocha y Orconcocha.

 

La montaña está rodeada de numerosos picos por encima de 5,000 metros en el sector Cordillera Blanca, una cadena de montañas cubierta de nieve de 140 kilómetros de largo que se incluye a su vez en el Parque Nacional Huascarán de 340,000 hectáreas.

 

 

2. Yerupajá

Yerupajá

Esta montaña se ubica en el distrito de Pacllón, en la provincia de Bolognesi, región Áncash. Es la segunda montaña más grande del Perú con 6,617 metros, pertenece a la Cordillera Huayhuash, esta cordillera es considerada la más espectacular de los Andes peruanos.

 

El Yerupajá, es uno de los nevados más difícil de escalar, motivo por el cual ha ganado fama mundial por sus imponentes nevados y escalofriantes picos. Es visitado constantemente por científicos y estudiosos, así como también por deportistas que son atraídos por el fascinante atractivo.

 

 

3. Coropuna

coropuna

Es un nevado de origen volcánico, tiene una altura de 6,405 metros. Se ubica en la Cordillera de Ampato, entre las provincias de Castilla y Condesuyos, región Arequipa. La primera llegada a la cima fue por el explorador estadounidense Hiram Bingham y miembros de la Universidad de Yale en 1911 y en el lugar se hallaron restos de vestimentas pertenecientes a los incas.

 

Este macizo complejo estratovolcánico cubierto de hielo posee en su cima una meseta de 12×20 kilómetros, con seis conos asentados sobre ella. La cumbre verdadera se encuentra en el extremo noroeste de la meseta, si bien la cumbre suroeste alcanza una altura similar o algo mayor dependiendo del espesor de la capa de nieve. Se han encontrado restos de vestimentas incas a una altura de 6.000 metros, lo que confirma la actividad de los habitantes precolombinos en la región.

 

 

4. Huandoy

Huandoy

Este nevado se encuentra en la provincia de Yungay, en Áncash, al norte del Huascarán, tiene una altura de 6,395 metros. Debido a la gran cercanía con la montaña Huascarán existe una leyenda que cuenta de que ambas montañas en realidad fueron una princesa y un soldado, convertidos en nevados por el Dios Huaylas.

 

El Huandoy posee 4 cimas, orientadas cada una a cada uno de los puntos cardinales, la norte es la más alta del grupo con 6,395 metros sobre el nivel del mar y la este la única que no alcanza los 6,000 metros de altitud (5,900m), las otras son la sur con 6,160 y oeste 6,356 metros. Se ubica justo frente al Huascarán, separada por el gran cañón que conforma la quebrada Llanganuco y a cuyos pies de estas montañas yacen las famosas lagunas de Shinancocha y Orconcocha (lagunas Llanganuco).

 

 

5. Huantsan

Huantsan

Con 6,395 metros sobre el nivel del mar, la montaña Huantsan es la quinta cumbre más alta de la cordillera Blanca del Perú, al lado del Huandoy. Es un nevado difícil para escalar. Posee una cumbre imponente y peligrosa para los montañistas. Al inicio se muestra sencilla de subida, más adelante poco a poco va siendo más compleja la escalada.

 

Esta montaña es la única elevación en la región sur de la Cordillera Blanca que supera los 6,000 metros, lo que lo hace parecer aún más grande debido a la enorme diferencia en el desnivel respecto a sus vecinos más cercanos como el San Juan (5,843), Tumarinaraju (5,670), Shaqsha (5,703), Cashan (5,716) o El Rurec (5,696).

 

 

6. Ausangate (Cusco)

Ausangate

El nevado se ubica a unos 100 kilómetros al sudeste de la ciudad del Cusco, en el distrito de Ocongate, provincia de Quispicanchi. Forma parte de la Cordillera Vilcanota, cuenta con una altura de 6,384 metros y es considerado un apu de los pueblos que lo rodean.

 

La Cordillera Vilcanota con sus 120 kilómetros de escarpados picos y glaciares es la segunda cadena montañosa (tanto en extensión como en glaciares) del Perú, después de la Cordillera Blanca y se ubica a unos 100 kilómetros al sureste de la ciudad de Cusco, en el nudo de Vilcanota.

 

 

7. Chopicalqui

Chopicalqui

La montaña Chopicalqui, tiene una altura de 6,345 metros. Forma parte de la Cordillera Blanca. Es uno de los picos más altos de la cordillera y se encuentra en la provincia de Yungay en Ancash. A pesar de su altura, es considerado uno de los picos menos complejos de escalar, por ello es muy popular entre los montañistas.

 

Desde su cima se aprecia el Huascarán (cara este) en toda su magnitud, así como el Huandoy con sus cuatro puntiagudas cimas, el Pisco y la gran pared sur del Chacraraju, la uniforme pared sur del Artesinraju con el macizo del Santa Cruz detrás; mirando hacia el sur aparecen el Copa y Hualcan y el macizo del Chinchey a lo lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *