Descubren decenas de pinturas rupestres en Recuay, Ancash

Descubren decenas de pinturas rupestres en Recuay, Ancash

El arqueólogo Miguel Aguilar Díaz, al mando de un equipo de investigación, ha descubierto decenas de pinturas rupestres, así como petroglifos en el valle Alto del Santa y Fortaleza, provincia de Recuay, departamento de Áncash.

 

Miguel Aguilar Díaz y su grupo de investigadores han descubierto una gran cantidad de pinturas rupestres en cuevas, bosques de piedra y grandes sitios arqueológicos que no habían sido registradas previamente, relacionadas a una milenaria tradición de culto a los ancestros (auquis y gentiles) y al agua. Estas fueron encontradas en territorio de las comunidades campesinas de Pampas Chico, Huambo e Ichoca, en la provincia de Recuay, antigua sede de la cultura del mismo nombre.

 

 

Sobre las pinturas rupestre, el arqueólogo señala que están elaboradas en diferentes técnicas y representan marcas territoriales de grupos étnicos y políticos en relación con sus huacas o santuarios de origen mítico, y configuran lo que llega a ser el paisaje cultural y político de esta zona.

 

“En la figuras –sostiene Aguilar Díaz– se pueden apreciar formas humanas mezcladas con atributos de animales –felinos y serpientes–, posiblemente de seres míticos o divinos. También figuras de camélidos y aves, así como figuras geométricas que representan elementos de sus antiguas cosmovisiones”.

 

 

“Es posible encontrar también –agrega– figuras grabadas en la roca mezcladas con técnicas pictóricas que parecen representar antiguos calendarios astronómicos, con presencia de posibles escenas rituales o ceremonias realizadas por sacerdotes, algunos personajes míticos andinos como la representación del dios Viracocha, presente en la Portada del Sol de Tiwanaku y en la religión del antiguo Imperio Wari”.

descubren docenas de pinturas rupestres en ancash

En esta zona, dice Aguilar Díaz, existen grandes bosques de piedra de formas y dimensiones similares al Santuario Nacional Bosque de Piedra de Huayllay en Pasco, con unos 12 mil kilómetros cuadrados, formadas por una antigua y gran erupción volcánica de hace casi 6 millones de años con afloramientos rocosos ígneos que producto de la erosión del viento, el agua y el polvo han dejado formas naturales caprichosas que los antiguos peruanos consideraron sagradas.

 

 

La zona está conformada por las nacientes de los valles del Santa y Fortaleza, alrededor de la laguna de Conococha, que desde épocas incas era considerada como sagrada, pues de sus aguas nacen estos dos importantes ríos que llegan hasta la costa. En esta área se hallan los 350 lugares con arte rupestre que han registrado. Pero no solo han encontrado pinturas rupestres, también lugares con fortalezas o “pucarás” en la cima de algunos cerros, caminos antiguos y cuevas con restos de puntas de flecha de antiguos cazadores recolectores.

 

“El lugar más grande es el sitio de Hatun Machay, ‘Gran Cueva’ en quechua, un imponente lugar arqueológico testigo de las ocupaciones humanas más importantes desde la época de Guitarrero y Lauricocha hasta los incas. El valle alto del Fortaleza es la evidencia más importante de la relación entre la fe de un pueblo milenario en armonía con el paisaje, la historia y la geografía. Los Andes son el único lugar en el mundo donde los dioses no se separaron del entorno, un apu es un cerro y un dios al mismo tiempo, cosa que no ocurre en otras culturas del mundo”, explica Miguel Aguilar.

descubren pinturas rupestres en ancash

La misión fue registrar e inventariar cada uno de los restos arqueológicos de toda la región, para establecer las bases de su cuidado, preservación y estudio científico.

 

Según Aguilar Díaz, el alcalde de Recuay, Milton León Vergara, se ha comprometido a exponer estos hallazgos en el nuevo Museo de la Cultura Recuay el cual se va a construir este año, que, sin duda, permitirá conocer más sobre esta cultura. El alcalde ha anunciado que este año se iniciarán las excavaciones a cargo de Aguilar Díaz, quien estudia un doctorado en estudios andinos en la Universidad Católica.

 

 

“Es necesario fortalecer la defensa de los sitios en coordinación con el Ministerio de Cultura, quien tiene la potestad y el deber de declarar estos sitios arqueológicos junto con el de Pueblo Viejo como ‘Patrimonio Cultural de la Nación’, concluye Miguel Aguilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *