Wiñaypacha, la primera película peruana en lengua aymara

Wiñaypacha, la primera película peruana en lengua aymara

Wiñaypacha es el nombre del primer largometraje, dirigido por Óscar Catacora, que esta rodada íntegramente en lengua aymara, la película trata la exclusión social que sufren en nuestro país personas de la tercera edad, sobre todo si son de origen andino y no son hispanohablantes.

 

Wiñaypacha quiere decir eternidad y está dirigida por el peruano Óscar Catacora. Narra la historia de una pareja de ancianos de más de ochenta años que viven aislados en un lugar remoto de los Andes.

 

 

Los protagonistas “Willka” y “Phaxsi” enfrentan la miseria y el inclemente paso del tiempo, rogando a sus dioses para que por fin llegue su único hijo a rescatarlos.

 

Wiñaypacha en el Festival de Cine de Lima

 

“La película esta rodada íntegramente en lengua aymara. Es un largometraje netamente indigenista”, dijo Catacora, por teléfono, desde la ciudad de Puno (fronteriza con Bolivia). La obra se estrenará en el 21 Festival de Cine de Lima, que comienza el 4 de agosto.

 

Catacora aseguró que el objetivo de su trabajo es promover la cultura andina a través de la cinematografía y dar a conocer la problemática de la exclusión social que sufren las personas de la tercera edad, sobre todo en los Andes.

 

 

Los actores y el equipo de producción debieron soportar temperaturas de -10 grados centígrados, cerca del nevado Allincapac (5.800 metros) en el distrito de Macusani, región Puno (sur). El trabajo recibió financiamiento del Ministerio de Cultura.

 

“Por el clima tan gélido que existía en ese lugar, muchas personas, incluidos los actores, sufrieron problemas respiratorios”, recordó el cineasta de 30 años.

 

Wiñaypacha ha sido programada para estrenarse en la sección “Hecho en Perú” del Festival, que se realizará entre el 4 y 12 agosto.

 

 

El filme competirá para el premio del público y el del Ministerio de Cultura con las películas El Abuelo, Deliciosa fruta seca, Los ojos del camino, Nada queda sino nuestra ternura, y Pacificum: el retorno al océano.

 

“Para trabajar este proyecto con fondos del Ministerio de Cultura tuvimos que recrear un ambiente social, por eso decidimos trabajar con actores netamente andinos que sepan hablar muy bien aymara”, añadió el director.

Wiñaypacha se grabó en cinco semanas, con un presupuesto de 132 mil dólares.

 

Unas 400.000 personas en Perú tienen el aymara como lengua materna, según cálculos oficiales. Esta nación también habitó territorios de Bolivia y Chile. El propio presidente boliviano Evo Morales tiene raíces aymaras.

 

El director ha propuesto que la película sea doblada al quechua, una lengua nativa que en Perú es hablada por 3.4 millones de personas, un 12,3% de la población total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *