Descubren sala de banquetes protocolares de la cultura Mochica

Descubren sala de banquetes protocolares de la cultura Mochica

La huaca del complejo arqueológico Limón, ubicado en el distrito de Lagunas – Mocupe de la provincia de Chiclayo (región Lambayeque) fue escenario de un importante hallazgo de la cultura Mochica realizado por un grupo de arqueólogos. Esta vez dieron a conocer lo que sería una sala de banquetes protocolares.

 

La sala posee detalles importantes, como un decorado con pinturas murales que representan escenas marinas, asimismo existe en el centro un trono escalonado que habría servido como asientos para personajes de elite de esta cultura pre Inca, pues frente a este se encuentra un podio pequeño, lo que implica un nivel de jerarquía en las reuniones.

 

 

Además, a un lado de la sala existen más de 100 huellas o concavidades para guardar vasijas y platos, en los que se cree, se colocaban los alimentos para los banquetes.

 

Asimismo, en la parte posterior del salón principal existe un acceso, donde se ubica un podio circular que también aparece representado en la iconografía moche.

 

 

El arqueólogo Edgar Bracamonte, dio detalles sobre este descubrimiento y declaró que esta permite dar cuenta cómo eran estos edificios en el Valle de Zaña, “Es bastante interesante ver cómo cambia la arquitectura en aquella época. Hablamos del año 200 o 300 años después de Cristo, más de mil 500 de antigüedad”, declaró.

descubren sala de banquetes protocolares

Precisó que el descubrimiento de este ambiente es un trabajo que ha tomado tres meses con el fin de trabajar el análisis del material encontrado. Lamentablemente, esto no podrá ser puesto en valor. “Es una investigación pagada con inversión del extranjero para excavar, investigar y sellarlo por conservación. No hay fondos para poder exhibirlos al público, así que después del trabajo se va a sellar completamente”, declaró.

 

 

Importancia

 

El arqueólogo Walter Alva, director del Museo Tumbas Reales de Sipán, mostró su sorpresa por el hallazgo y documentación de este espacio tan importante que, tras presentar un gráfico, habría sido representado por los antiguos mochicas en gráficos.

 

De igual modo mostró algunos detalles que muestra esta sala, la cual según aprecia, sería para máximo diez personas, el cual sería un espacio reservado para los personajes de familiares importantes.

 

 

“Este estrado habría sido utilizado para que el jerarca se dirija a los súbditos. Aunque, por la naturaleza de las reuniones, entendemos que era un grupo muy reducido de personas las que se daban cita en este recinto”, explicó el arqueólogo Walter Alva, quien dirige al equipo de arqueólogos que realizó este importante hallazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *